Algunos consejos

-Si van a tomar una idea o texto tal cual está en un autor recuerden nombrarlo: es un ensayo sobre el plagio, no plagiario 😉

-Recuerden el modo en que armaba su enunciador en primera persona el fragmentito de Gastón Bachelard que vimos en clase sobre el agua, los sueños y la metafísica. Así es el tono

-El ensayo es breve: el desafío, entonces, es decir algo contundente en poco espacio

-Es fundamental tomar citas o ejemplos -o argumentos en gral- de la cultura (cine, arte, literatura, música, etc)

-Un ensayo es tal porque trabaja “literariamente” sus materiales aunque estos sean ideas y postulados o impresiones e intuiciones. No se trata de un gesto solamennte retórico sino que es toda una manera de encarar el objeto de reflexión

-Un ensayo puede ser paródico o humorístico en su enfoque pero no es una suma de chistes o de críticas que no conducen a ninguna conclusión. Del mismo modo, un ensayo puede ser poético pero siempre será argumentativo: sumar imágenes lindas no hace un ensayo sólido. Por último, hablar “complicado” no es hacer un ensayo: no se crean que porque no se entiende es más poético. Esos son prejuicios

-Por último, y esto lo recomiendo para todo texto, no subestimen al lector: busquen el punto exacto para no ser ni obvios ni herméticos

-¡¡Esmérense con el título!!!

Saludos

Anuncios

Publicado el 29 julio, 2014 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: